jueves, 16 de diciembre de 2010

#36

Ríe fuerte cuando caigas.

Ríe tan fuerte que todos sepan que caíste,

porque después del vendaval

el trigo quedará limpio

y el Sol descongelará los corazones helados.

Ríe porque el guerrero caído volverá a levantarse,

y la espada brillará de nuevo

con el clamor de la vida renacida.

Y no quedarán sombras que temer.

4 papeles encontrados:

Anairo Draculesti dijo...

Hermoso en su optimismo y perfecto en su ejecución. Es un buen poema ^^

Besos de neón.

Erev dijo...

Ríe fuerte...
Sigue riendo fuerte...
Y estampando versos.
;)

Desilusionista dijo...

Anairo, me alegro de que te guste!

Erev, últimamente tengo más la impresión de estamparlos que de escribirlos. Pero oye, algo es algo ;)

Un beso a las dos.

Ojosnegros dijo...

Lo más importante es no dejar de reír nunca, pase lo que pase.
Besos.

Publicar un comentario