lunes, 14 de marzo de 2011

#63

Escribir determinadas cosas

requiere a veces tanta tinta

que después sólo queda esperar

a que encuentren la pluma quebrada,

la mancha reseca

y tu cadaver desangrado

sobre el papel.

16 papeles encontrados:

aina dijo...

Breve pero intenso.

Âme Noire dijo...

Y quizá, cuando no te quede sangre,
[ni sal en los ojos]
empieces a vivir.

Âme Noire

Ojosnegros dijo...

Espero que no sea así.
Sueltas un poquito de sangre en cada letra, en unas más que en otras, de eso se trata, de escribir con el corazón.
Muchos besos Ilusionista.

Rayuela dijo...

y, entonces, vivir en poesía...

besos*

(como siempre, un placer leerte)

Eleanor Smith * dijo...

Qué gran verdad!
Y a veces no podemos parar las hemorragias *

Un beso o 2 !

Ahora estoy en:

From my forest*
http://pajaronegro77.blogspot.com

Besotes *

Erev dijo...

Pues a mí se me va más el aire que la tinta.
Afortunadamente.
;)

Florence M.F dijo...

Es decir, que el acto de escribir haga visible sus exigencias.
Un saludo.

Mrs.Poulain dijo...

Me he perdido tantas cosas tantos textos... No sabes cómo me alegro de volver a encontrarme contigo y con tus poemas.

Rebeca Serrada Pariente dijo...

Al menos al cadáver ya no le harán falta pluma y tinta, podrá escribir con la punta de su dedo índice y un poco de sangre.
Eso sí, ten cuidado que las manchas de tinta suelen salir bastante mal ;)

J. dijo...

Los Muertos Molan, Tronco.

Sucede dijo...

que negro! que bueno!!
un abrazo des-ilusionista!!

virgi dijo...

¡Qué bueno siempre!
No me importaría escribir y encontar algunos cadáveres encima...

Words, eventually. dijo...

trazos, trizas

Belén dijo...

Es complicado escribir sobre uno mismo a veces, por eso hay que pensarlo...

Besicos

Ayelen dijo...

Cuando llegamos a escribir todo los sentimientos puros que tenemos ,llegamos a ese punto, al principio y al final nos quedamos con el cadáver desangrado sobre el papel.

Es bueno tenes sentir un poco esto,es porque estamos realmente vivo...supongo

Incitatüs dijo...

Sólo en ese estado, podré enrollar ese pergamino que llevaré justo a donde mis cenizas y tu alma siguen esperando.

Saludos.

Publicar un comentario