lunes, 21 de febrero de 2011

#59

Si eres la lluvia

que riega la flor de los almendros,

la que limpia

los bosques más oscuros,

la que inunda

los páramos vacíos,

la que calma

los aullidos de las bestias,

con la que sueñan

los náufragos sedientos.

La gota que duerme

en el cristal de mi ventana,

la piel de plata

que cubre con su manto las aceras,

la que llueve a sol y sombra,

la que me llueve dentro.

Si eres ella,

si eres tú,

por favor, por favor,

dame de beber.

22 papeles encontrados:

Vega Pasión dijo...

Siento no ser la lluvia que te dara de beber,pero esperoq ue la encuentres pronto.

Besos,Vega Pasión.

Âme Noire dijo...

La lluvia, la plata,
Las gotas de nieve muerta,
No pueden, aunque quieran,
caer sobre unos labios con nombre.

Âme Noire

Tyrande dijo...

Ingeniosas las metáforas!!

aina dijo...

Sed que sólo una puede apagar. Precioso.

Aniki dijo...

Pues me temo que lo único que puedo hacer por ti es compartir mi sed.
¡Me encantó!

Besoss.

tiempoysilencio dijo...

cercano y a la vez
[lejano
te leo y (creo)te escucho.

Francisco Espada dijo...

¡Pedazo de poema! ¡Olé pa ti! ¡Dame de beber de tu poesía, pues siempre sabe a poco!

daniela dijo...

eres una gota malaya.
pero... ¡dios mío qué gota!
(perdona por el delirio, te traduzco: eres increíble) ;)

Ojosnegros dijo...

¿Por qué nos enloquecerá tanto la lluvia?, limpia el corazón y nos da felicidad.
Que delicadeza de poema.
Besos.

Rayuela dijo...

ojalá fuera!

poemazo,maestro!

besos*

Natalia dijo...

Chapeau!
O chapó, nunca sé cuál es el correcto!

Ayelen dijo...

ella es eterna su amor es raro y puro ...ella te espera ahi en lo eterno

Eleanor Dalí ! * dijo...

Qué hermosa lluvia! *

Un beso o 2 !

Anónimo dijo...

Pues la previsión es terroríficamente soleada. A joderse tocan.

Rebeca Serrada Pariente dijo...

Seguro que es la lluvia que cae en el mar, esa que no sirve para mucho y que asusta a los peces cada vez que cae
o quizá sea la que provoca inundaciones y deja todo embarrado, o la que inunda los campos de arroz de China... vete tú a saber!
Mejor que no bebas demasiada, puede ser lluvia ácida
agua que no has de beber, déjala correr! :)

Florence M.F dijo...

No hay nada más puro que el agua de lluvia. Yo creo que lo que la hace deseable es su graciosa manera de arribar a la tierra. Cómo quisiéramos caer así todos nosotros.
Un saludo.

virgi dijo...

Me gusta lo que te leo.
La lluvia se hace de rogar. No viene cuando queremos, sino cuando ella lo considera.
Besitos

mflorencia dijo...

qué tormenta de palabras!
me encantó, me encanta.

Lou dijo...

Jo! como cala esta lluvia..

don vito andolina dijo...

Hola,bellas letras, preciosos blog, si te gusta la palabra indefinida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buena noche, besos variados...

Desilusionista dijo...

Gracias a todos por pasar, que últimamente ando a otras cosas!

Maria Laura dijo...

Tan necesaria el agua, para que nos llueva por dentro y nos deje fluir con la libertad bien limpia.
Saludos.

Publicar un comentario