viernes, 28 de enero de 2011

#51

De noche, mientras algunos duermen y otros no,

yo me dedico a deshojar Margaritas.

Y Rosas, y Amapolas y Violetas.

Y Azucenas. Y algún viaje con Macarena.

Y Lauras y Marías,

y alguna flor sin nombre.


He dejado sus pétalos en la cama,

en los baños de los bares,

en el asiento de atrás,

esparcidos por portales.


Ya saben, el juego de siempre.


Mi problema es que al final,

nunca me acuerdo de preguntarles

si me quieren o no me quieren.

14 papeles encontrados:

* Eleanor Dalí ! * dijo...

No te preocupes; a mí me pasa lo mismo !

Qué bella es tu poesía!
Me gusta mucho venir a visitarte *

Un beso o 2 !

aina dijo...

Qué lástima que no haya flores que lleven mi nombre, haré mías esas que "flor sin nombre" dices también deshojar.

Y ¿qué flor no te puede querer a ti?

Ojosnegros dijo...

No deshojes tantas flores, me da la sensación que tú también sales deshojado.
La próxima elígela bien, deshójala con cariño y después se lo preguntas.
Besos.

Francisco Espada dijo...

El verdadero encuentro es el amor, lo que queda; el encuentro físico sólo satisface el instante.

Irene dijo...

Pero a veces por el simple hecho de haber vivido lo vivido, merece la pena no saber la respuesta.

Natalia dijo...

Me encantan las sensaciones que transmiten tus palabras. Lo narras con tal naturalidad... La próxima vez pregunta antes si te quieren y si responden con un sí, quédate en ese jardín.

Bel dijo...

tal vez...no importe .*

J. dijo...

(Estabas esperando esta respuesta.)

Desilusionista dijo...

Eleanor, me alegro de no ser el único que se olvida de preguntar después. Por cierto, pues puedes pasarte por aquí siempre que quieras ;)

Aina, tener nombre de flor no es indispensable para jugar, tranquila. Y respecto a las flores que no me quieren, tengo nombres y direcciones!

Ojosnegros, tú tranqui. Perder un par de pétalos no es problema. Pero tendré cuidado, prometido!

Francisco, tal vez tengas razón. Pero por otro lado, vivimos ahora ¿no?

Irene, sin duda lo vale.

Natalia, si me acuerdo lo haré. Ya os contaré cómo va el asunto!

Bel,supongo que algo importará, pero tampoco debe ser indispensable. Al fin al cabo se hace, ¿no?

J, eso también me ha pasado alguna que otra vez. Y no veas como pincha el tema.

¡Gracias a todos por pasar!

TORO SALVAJE dijo...

Ese es un problema estupendo.

Hazme caso y no lo soluciones.

Saludos.

Rayuela dijo...

delicioso poema, así, sin preguntar...

besos*

J. dijo...

Ah, se me olvidó esto: http://www.youtube.com/watch?v=GHOL4gQLjLQ

Ayelen dijo...

"nunca me acuerdo de preguntarles

si me quieren o no me quieren
",el mismo juego macabro por decirlo asi de alguna manera doliente ,muy bueno

Desilusionista dijo...

Toro, en realidad lo de preguntar esas cosas no va conmigo. Prefiero el problema, como tú dices.

Rayuela, es que al final, si preguntas y te contestan lo que no quieres oir, te lo tienes merecido!

J, ahora sí me pongo a verlo.

Ayelen, sí, es sadismo puro. Pero dejar de jugar es peor todavía ;)


¡Gracias por pasar!

Publicar un comentario